Casa Blanca Informa: El Día Después de Mañana Volvemos a Cuba

La Casa Blanca se infla de alegría al informar que finalmente se abrirán las embajadas recíprocas entre estas dos naciones hermanadas por la Cuba Libre, o Rum & Coke, como le decimos en el imperio neoliberal. El Jefe Comandante Barack Hussein Obama me pidió escribir esta nota que alegremente escribo desde la Habana, Cuba, para dejarle saber a los pueblos de la América Latina, y la América del Norte, y el Canadá, que las diferencias que nos diferenciaban han quedado dos pasos atrás.

Esta mañana mientras daba un paseo junto al malecón y veía a los turistas de mis compatriota tomándose fotos frente a viejos carros con sus camisas de hawaianas y sombreros de narcoparamilitarcachaco, recordé con profundo afecto mis días de incogníto en la Habana durante los años luego que Hasselhoff destruyera el muro en Berlín. Ahí, persiguiendo muslos y bebiendo los restos de vodka que quedaban en las despensas, esas eran las épocas. Aquellos días en que esta gente compatriota mía estaba limitada a las fronteras del reino mágico del Sr. Disney, y que de haberse acercado al reino mágico del Sr. Fidel les hubieran fusilado. Esas eran las épocas. Pero estas no son malas, pues estoy aquí, devuelto a la Habana.

Ya he mandado misivas a distintos de los medios del mundo. Señorita Mimi Whitefield del New Herald me ha preguntado: “Luers, que sabes de Cuba?” Y yo le he contestado: “Para que le voy a decir que mañana abriremos la embajada si mañana verá los anuncios en el show de la televisión del Jefe Comandante Barack Hussein Obama, no se lo pierda que el presidente de seguro va a cantar” y le hice wink wink, pero no lo vio porque estábamos al teléfono, y luego reclamé, “y si usted me quiere preguntar informaciones dígale a su colega Jim Wyss que me reconozca mi existencia.”

Hemos tenido informaciones de que el candidato a la prescindencia de los Estados Unidos de América, Donald Trump, está tratando de arruinar las celebraciones de esta semana y de que incluso se había infiltrado en los campos de Golf del Club Castro de la Habana, pero no, era un amigo, señor Cabello de Venezuela que es un genio del putt en los verdes. La confusión se debió a que señor Trump también está demandando canales y diarios, es billonario, y tiene siempre cara de constipación. Mala nuestra, el FBI también se equivoca.

El FBI tiene vigilado de cerca el centro de operaciones Trump en la peligrosa ciudad del Doral en Miami desde donde se planean todas las compiraciones internacionales del narcocachaquismo de la familia Vélez.

En el desarrollo de este informe todavía ningún operativo se ha acostado con una prostituta, pero mañana será otro día.

Another open letter from Jim Luers to the powers that be (A Manifesto of Glory)

“You are light

And you keep on Shinning

They can’t turn you off”

Aditus

It is with sadness, nay, rage, that I find myself writing yet another open letter. This time, however, the source of my troubling does not involve my lack of existence but quite the contrary. Now it seems that there’s a little too much Jim Luers to go around.

Something I never thought I would say, since there’s never enough Jim Luers to go around. You should never be able to get enough of Jim Luers. You catch my drift. The powers that be are at it again and a new Jim Luers incarnation has come into existence. As the most reliable media platforms of chavismo are constantly subject to hacking and infiltration attempts by the cachacan right wing of Columbia, one can but imagine that some evil might slip through the cracks. And it has.

Venezuelan democracy, as envisioned by Chavez, is in dire straits. The powers that be have been pushing to place their interests at the top again. To force things to a state of involution and wind the hands of time back to the 80s or (worse!) the 90s, when Venezuelans only cared about beauty queens, and cared little about who the president was. So little they would care about who the president was, should a beauty queen decide to be President of Venezuela, Venezuelans would care not about how could a beauty queen be elected President, but why in the world were they voting anyway if she’s a queen, and that’s what queens do. They rule. Right?

 A change in power in Venezuela would be devastating. It would be as if Donald Trump won the elections in the US of A and started degentrifying all your suave hipster neighborhoods, and swapped your cup of kopi soy lattes for a Seven Eleven one Dollar chug chug. Forget about cronuts, you’ll be having Big Macs for breakfast. You’ll find yourself shaving your fashionable lumberjack beards and keep that clipper going onto the top of your heads just to have a bald spot to comb over. Because THAT will be THE shit.

It will be the end of times. You must NEVER forget you owe cronuts, kopi soy lattes, and perfectly trimmed lumberjack beards to the current Commander in Chief, Barack Hussein Obama. And this, friends, is nothing but the truth.

Now, imagine this tragedy, and apply it to Venezuela. Ok, Venezuela doesn’t have cronuts, nor kobe soy lattes, but you could still sport a decent lumberjack beard, cause you don’t have to pay for facial hair, it just grows. And if you don’t find trimming equipment, well, just don’t trim it, that’s fine. Take Fidel Castro and Ernestou Guevara. They looked like they glued a bunch of pubes on their faces, and no one said a word, I bet.

But my enemies won’t take me down, be it trashy gossip sites like Buzzfeed and Slate, or the Venezuelan oligarchy and their cheap copycats. Pappy used to say, keep your friends close and shoot your enemies in the back of their heads. Pappy had a handful of friends, and no enemies. But I am not my father. I have many friends and they are not easily separated from my enemies. Because I like everyone. There’s nothing you can’t solve when you have a couple margarita pitchers around and a couple of Nicaraguan hookers. It’s a character flaw, Pappy believed. A character flaw, that seemed to define my existence, that which once again is threatened by the powers that be.

My enemies (the new ones, because I can’t tell apart the old ones from my friends) should know that I have been able to get clear from deeper gutters, and pulling out from trickier quicksands. I will shine. In the end, it will be me bathing in the golden showers of Emanuelle.

There are several plots underway to erase me. To vanish the positive influence that Jim Luers has over the western hemisphere. But, enemies, beware. If you strike me down I shall become more powerful than you can possibly imagine. Jim Luers is energy, and energy, like force, doesn’t die. It transforms. It evolves.

And, finally, to paraphrase some of the words of the most influential speech given by a President of the United States of America, a democrat nonetheless: I am fighting for my right to live, to exist. And should I win, this day will be remembered as the day when Jim Luers declared with his own voice to the world that “I will not go quietly into the night! I will not vanish without a fight! I’m going to live on! I’m going to survive! Today I celebrate my Independence Day!”

Jim Luers is light! Jim Luers will go on!

James K. Luers

Campaña de apoyo al real Jim Luers contra los poderes fácticos #JimLuersLives

Amigos,

Es con un profundo pesar que escribo esta letra. Los poderes fácticos han divisado una estrategia más trecherosa aún que la negación de mi existencia, que nunca imaginaría algo peor, pero sí, lo hay. Han creado un clon, pero malo, como suele ser en las películas. Un impostor que se haga pasar por mi para borrarme. Una campaña de impersonificación similar a la que le hicieron a Simón Bolívar con Antonio José de Sucre, luego de las guerras vaqueras de Venezuela, cuando retratistas aristócraticos los pintaban de forma similar para confundir y desaparecer la memoria del Libertador de las Américas. Comparen, son idénticos.

Afortunadamente el commander de la eternidad venezolana, Hugo Chávez, renvindicó esa memoria de Simón Bolívar mostrando su verdadera cara. Bueno, en estos momentos, yo estoy necesitado de un Chávez que me renvindique.

Desde el momento que comencé con mis dichos a la prensa venezolana se confabularon “los poderes fácticos” venezolanos y “los poderes que son” mundiales para acabar con la reputación de este declarador y operativo del gobierno del Jefe Comandante de los Estados Unidos de América, Barack Hussein Obama.

Ahora, por medio de la adquisición de un medio masivo, que ha sido adquirido por la rancia oligarquia no comedora de arepas venezolana, se ha manipulado a Carlitos Ortega -el bueno- para que semanalmente publique artículos firmados por un usurpador de mi identidad y colando así a la psiquis venezolana los principios capitalistas destructores de planetas. El impostor intenta con mucho sufrimiento de copiar mi prosa. Carlitos Ortega sabe muy bien que a quien pública en sus páginas cibernáuticas no es Jim Luers. Lo sabes Carlitos.

Así, como parte de la nueva avanzada de los poderes fácticos contra mi persona, a través del presidente venezolano de Twitter quien pertenece a una antigua familia de magnates tenedores de medios de comunicación y comedores de patilla, han eliminado mi presencia cibernáutica. Tan recientemente como el pasado viernes recibí una notificación de la compañía Twitter que la cuenta @realjimluers, cuenta que de por demás había establecido para aclarar las dudas sobre mi existencia, había sido suspendida.

Los poderes fácticos del cachaquismo narcoparamilitar y la oposición venezolana apártida que no come arepas, habían confabulado para lograr mi callamiento en redes sociales.

En vista de estos lamentables hechos, he decidido relanzar mi cuenta del Twitter oficial: @JimLuers44 la cual agradezco que sigan, y una vez hecho esto saluden con el hashtag #JimLuersLives, en señal de su camaradería y apoyo a las causas de la justicia y la verdad compenetradora de los pueblos. Esto es una campaña, como las de las guerras mundiales y nacionales, pero de paz y amor, pero que debe ser masiva y aplanadora para que no quede rastro del enemigo.

Ya hemos puesto a nuestros operativos en la dura tarea de desenmascarar a este falso impostor que trata de hacerse de credibilidad dando información que encontró tras una búsqueda de yahoo.

James K. Luers, el uno y único.    

Casa Blanca: Tensión Bélica entre Suiza y Venezuela

Guerra Suiza y Venezuela

Dos naciones que se han encontradas intrínsecamente atadas por transacciones financieras indirectamente inexistentes – en verdad no hay transacciones financieras que aten a una nación con la otro ni a gentes importantes de Venezuela con bancos suizos que ya no sirven para lo que en verdad no los estaban usando – se encuentran a un brinco de la guerra.

La embajada Suiza en Venezuela ha omitido un comunicado official guindado en su reja principal alertando de serias violaciones a la Convención de Vienna al haber recibido impactos directos de bolas de golf en sus premisas.

GolfBallSuizaVenezuelaEl ataque proviene del exaristocrático club de golf Caracas Country Club de Golf. Nuestra inteligencia nos dice que los ataques probablemente se deban al enforsamiento de requisitos de KYC más estringentes por parte de los bancos suizos hacia clientes venezolanos, especialmente hacia los miembros de ese club antiguamente oligárquico y hoy pseudo patriota.

Otra de las razones podrían estar relacionadas a la mala sangre de los suizos, que ya no sirven para nada sino para procesar cacao que ni siquiera se produce en su país, que entregaron informaciones de prominentes personas como los miembros de la FIFA, algunos que jugaban en esos campos de golf, y así acabaron con el football latino por siempre jamás.

Los golfistas venezolanos emitieron un comunicado profundamente diplomático y desplegante de elegancia, donde expresamente se omitieron malas palabras para contra los suizos, y los enviaron a comer con gallinas.

Como se sabe bien en Venezuela, el Country Club era un stronghold de la oposición apartida, pero hoy en día alberga a grandes patriotas velezolanos que lo único que quieren es jugar golf en paz y darse baños turcos que de ninguna manera pueden verse como conductas no heterosexuales.

Estamos muy al pendiente de este altercado entre las dos naciones soberanas. La Casa Blanca ha ofrecido los servicios de un servidor -yo- para mediar en este altercado entre dos gentes que una vez estuvieron tan juntas y tan cerca, y que se han alejado porque unas ya no le sirven a las otras.

Ningún operativo se acostó con ninguna prostituta en el desarrollo de esta investigación, pero no prometemos nada para el futuro.

Casa Blanca rechaza Meme enviado por Henrique Capriles Ratajkowski

CaprilesNos sentimos apaleados por las últimas informaciones que salen de Venezuela a esta hora.

Luego del encuentro de football latino en que el glorioso y revolucionario equipo vinotinto salió victoriano frente al equipo columbiano, se presentó una situación reveladora sobre la procedencia de las conspirativas venezolanas. El ex candidato a presidente y gobernador de un estado de Venezuela sin esposa ni novia que se le conozca, Henrique Capriles Ratajkowski, envió un preocupante tweet a la esfera cibernaútica. El referido tweet incluía un meme (suena mim en inglés) donde aparecía la siguiente sugerencia: “Ganó Colombia.” Esto, sobre una foto de la difunta jefa de las elecciones venezolanas, Tibisay Lucena. De esta manera se revelan varios secretos de la oposición velezolana:

1. Querían que ganara Columbia. La simple sugerencia del triunfo columbiano sobre una foto del símbolo espiritual de la rectitud y transparencia venezolana es un claro intento psicoterrorista de confundir a las gentes de Venezuela sobre el triunfo de sus archienemigos desde los tiempos de las guerras neogranadianas. Maldito Santander. Es un claro intento desestabilizador.

2. Se encuentran aliados con el cachaquismo narcoparamilitar burgués, que se encuentra indudablemente relacionado al equipo columbiano de football latino pues en sus filas debe haber un jugador de apellido Vélez, y todos los Vélez son familia.

3. Han llenado a Venezuela de columbianos y no hay quien los saque.

4. Que señor Capriles no tiene novia que se le conozca. No sé.

Así, la Casa Blanca se solidariza con las gentes de Venezuela y se plega al rechazo official de su Congreso, que llamó a sesión e incluyó como punto a resolucionar y acordar, el rechazo al meme (se dice mim en ingles) del misógino, aunque no tiene novia que se le conozca, Henrique Capriles Ratajkowski.

Finalmente, la Casa Blanca comparte el sentimiento del Congreso velezolano que esta es una acción senófoba contra el pueblo columbiano por parte de este señor que tiene sangre de judío.

Histórico encuentro que prueba irrefutablemente la existencia de Jim Luers

JimLuers

Tommy S., Sweet Micky, Piedad Córdoba, Don Cabello, y some dude who photobombed.

En la Casa Blanca celebramos el exitoso desarrollo del encuentro entre las naciones de los Estados Unidos de América, la República Bolivariana de Venezuela, y la República de los Gentes de Haití.

Durante su programa televisivo semanal el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Hussein Obama, comentó sobre el encuentro:

Folks, esto lo hacemos para que no vayan a decir cosas que no son sobre nuestras relacionados con Venezuela. Ninguna fiscalía de ninguna parte está investigando a nadie, y menos, soportados bajo dichos de testigos inexistentes. He girado la orden de que se congelen todas las investigaciones que tienen que ver con este país, hermanado a nosotros por la historia y la literatura de Herman Melville. Jack, tu leíste Moby Dick, no?

Tú tienes cara que te gusta Moby Dick —dijo el presidente mientras el secretario del tesoro Lew le hacía una reverencia y todos en el salón reían al unísono.

— Nadie irá preso, que lo he dicho yo, eh?

Así, el presidente Barack Hussein Obama explicó que el plan integrante de América avanzaba con marcha indomable y de pie firme, y que sería tal y como el padre de la toda América, Simón Bolívar, lo soñó. Derrotado ya la avanzada neoliberal para el Trans-Pacific Partnership por las fuerzas progresistas norteamericanas, la administración Hussein Obama se adelanta hacia su verdadero end game del final del juego: acoplar a los EE.UU. al ALBA.

La reunión fue hospedada por el presidente de Haití, y los invitados especiales fueron Diosdado Cabello, látigo del congreso venezolano no implicado de ninguna manera en la gerencia del principal hub del narcotráfico Latino que no existe, Tommy Shannon diplomático castigado, y la exdiputada columbiana luchadora de las causas antinarcoparamilitaristascachacas, Piedad Córdoba.

Este importante evento tuvo lugar gracias a mis contactos desarrollados durante mi no participación en las Revoluciones Haitianas en un programa conjunto entre el FBI, el ejército,  y una agencia central de inteligencia que no puede ser nombrada. Fui encomendado por el Jefe Comandante Barack Hussein Obama para que detuviera la reunión del presidente venezolano de ahora con el Padre Católico Romano Argentino. No era yo para esta ocasión el mediador apropiado, ya que el jefe supremo de los venezolanos (y los latinos) no se encuentra en este plano. Para llegar al plano cronosinclástico en el que se encuentra el jefe supremo de los venezolanos y todos los latinos hice grandes esfuerzos para contactar a L. Ron Hubbard el comodoro espiritual de los americanos y señor de los thetanos que se encuentra trabajando en ese mismo plano superior desde hace años. Luego del OK de los seres supremos llamé a Sweet Micky para que los recibiera a todos.

La reunión diplomática consistió de una sesión de fotos, no había nada que hablar. Todas las decisiones se habían tomado en un plano superior de la existencia. Luego rompimos pan e hicimos paz, comimos el asado que trajo señor Shannon,  bebimos el ron guatemalo que trajo señor Cabello, nadie bailó con señora Córdoba, y al final disfrutamos unos ricos helados, la comida tradicional de Haití.

Mi nota personal y mensaje encomendado por mi existencia que agrego a esta nota oficial es un gran in your face motherfuckers a todas las personas supresivas que me negaron mi existencia.

Breve Comentario Histórico sobre Disputa entre Guyana y Venezuela

Desde la oficina oval se estudia con detenimiento el profundo ajedrez que se desarrolla entre el gobierno de Guyana y Venezuela.

Por medio de nuestras habilidades detectivas hemos llegado a una conclusión, que se encontraba a plena vista y no habíamos visto, sobre quién se encuentra detrás de este nuevo ataque a la soverganía venezolana.

Como es de abierto conocimiento, el conflicto comienza con una invasión al mar territorial de Venezuela por parte de la empresa narcocapitalista Exxon. Empresa que de por demás es culpable de los retrasos en el metro de Washignton DC (y que esta mañana ocasionaron que llegara tarde a la oficina y me encontrara de frente a Barack Hussein Obama cuando me escurría por el pasillo Mckingley) solamente para que el maniobrable pueblo americano compre más Tundras.

En verdad el conflicto comienza mucho antes, antes incluso del período que me gusta llamar “Las Sagas Vaqueras Venezolanas” de los tiempos del señor Páez (que es como el Thomas Jefferson venezolano si Thomas Jefferson fuera un gusano traicionador), pero eso no viene completamente al caso ahora (o si?).

Lo que sí viene completamente al caso ahora, es la relación existente entre los Exxon y los Valdez. Los Exxon compraron un barco a la familia Valdez, el infame Exxon Valdez, y este chocó y murieron cientos de animales. La familia Valdez Vélez es una prominente familia columbiana dueña de muchos campos de café y coca. Son la expresión máxima del narcocapitalismo al haber introducido un proceso de Starbuckización a Columbia. Además, sus tentáculos han infiltrado el poder para convertirse, más que una familia, en una organización criminal oligárquica cuyo líder es el capo del narcoguerrillerismoparamilitar cachaco.

Porque todos los Vélez son primos.

Estas influencias negativas y desbalanceantes han sembrado una mala semilla a través de sus socios de antaño para atentar, a través de la psicoguerrilla, a la buena voluntad del gobierno venezolano.

Ningún operativo aposentado en Guyana se acostó con ninguna prostituta en el desarrollo de esta investigación, porque en Guyana no hay prostitutas, ni operativos, ni nada.