Casa Blanca Informa: El Día Después de Mañana Volvemos a Cuba

La Casa Blanca se infla de alegría al informar que finalmente se abrirán las embajadas recíprocas entre estas dos naciones hermanadas por la Cuba Libre, o Rum & Coke, como le decimos en el imperio neoliberal. El Jefe Comandante Barack Hussein Obama me pidió escribir esta nota que alegremente escribo desde la Habana, Cuba, para dejarle saber a los pueblos de la América Latina, y la América del Norte, y el Canadá, que las diferencias que nos diferenciaban han quedado dos pasos atrás.

Esta mañana mientras daba un paseo junto al malecón y veía a los turistas de mis compatriota tomándose fotos frente a viejos carros con sus camisas de hawaianas y sombreros de narcoparamilitarcachaco, recordé con profundo afecto mis días de incogníto en la Habana durante los años luego que Hasselhoff destruyera el muro en Berlín. Ahí, persiguiendo muslos y bebiendo los restos de vodka que quedaban en las despensas, esas eran las épocas. Aquellos días en que esta gente compatriota mía estaba limitada a las fronteras del reino mágico del Sr. Disney, y que de haberse acercado al reino mágico del Sr. Fidel les hubieran fusilado. Esas eran las épocas. Pero estas no son malas, pues estoy aquí, devuelto a la Habana.

Ya he mandado misivas a distintos de los medios del mundo. Señorita Mimi Whitefield del New Herald me ha preguntado: “Luers, que sabes de Cuba?” Y yo le he contestado: “Para que le voy a decir que mañana abriremos la embajada si mañana verá los anuncios en el show de la televisión del Jefe Comandante Barack Hussein Obama, no se lo pierda que el presidente de seguro va a cantar” y le hice wink wink, pero no lo vio porque estábamos al teléfono, y luego reclamé, “y si usted me quiere preguntar informaciones dígale a su colega Jim Wyss que me reconozca mi existencia.”

Hemos tenido informaciones de que el candidato a la prescindencia de los Estados Unidos de América, Donald Trump, está tratando de arruinar las celebraciones de esta semana y de que incluso se había infiltrado en los campos de Golf del Club Castro de la Habana, pero no, era un amigo, señor Cabello de Venezuela que es un genio del putt en los verdes. La confusión se debió a que señor Trump también está demandando canales y diarios, es billonario, y tiene siempre cara de constipación. Mala nuestra, el FBI también se equivoca.

El FBI tiene vigilado de cerca el centro de operaciones Trump en la peligrosa ciudad del Doral en Miami desde donde se planean todas las compiraciones internacionales del narcocachaquismo de la familia Vélez.

En el desarrollo de este informe todavía ningún operativo se ha acostado con una prostituta, pero mañana será otro día.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s